Leyendo:
Juntos por el Cambio, el nuevo aliado de Osvaldo Jaldo
Artículo Completo 4 minutos de lectura

Juntos por el Cambio, el nuevo aliado de Osvaldo Jaldo

Una gran crisis política es el saldo de estos primeros meses del año en la Provincia de Tucumán. Durante los primeros días de marzo, el vicegobernador tucumano logró partir el bloque del peronismo provincial desobedeciendo al propio gobernador Juan Manzur, y teniendo como aliados a los radicales de Juntos por el Cambio. Asimismo Jaldo ignoró en la Legislatura provincial al candidato del mandatario tucumano para ocupar la Defensoría del Pueblo y de esa manera rompió el bloque peronista luego de seis años de unidad, favoreciendo a la oposición.

Fernando Said Juri Debo se postuló para ser ratificado por otros cinco años más en su cargo, con la aprobación del actual gobernador Manzur. La terna de candidatos que impulsaba el mandatario tucumano se completa con el abogado César Ismael Toledo y el legislador Eduardo “Lalo” Cobos. Sin embargo, el vicegobernador Jaldo tenía en mente que el nuevo Defensor sea Cobos, que forma parte del bloque de legisladores aliados. Por eso propuso una terna alternativa integrada por el exfuncionario de José Alperovich, el exinterventor de la Caja Popular, Mario Koltan y la contadora María Emilia Saab.

 

Jaldo dejó en total evidencia su quiebre definitivo con el peronismo y su nueva relación y alianza con Juntos por el Cambio.

 

En la comisión de Asuntos Constitucionales, el manzurismo y el jaldismo midieron fuerzas: Eduardo Bourlé, Gerónimo Vargas Aignasse, Zacarías Khoder y Sergio Mansilla votaron a favor de la terna que impulsa Manzur, mientras que Ferrazzano y Daniel Herrera votaron la triada que apoyaba el vice. Al empatar en cuatro votos, el vicegobernador se valió del voto doble del presidente de la comisión (Javier Morof) para desempatar y dejar afuera a la terna que integra Juri Debo. La jugada de Jaldo partió al peronismo provincial y sorprendió al propio gobernador Manzur. 

Ante esta situación, los cuatro legisladores que votaron la terna que sí incluía a Juri Debo le enviaron una carta a Jaldo para rechazar la validez del voto doble y reclamaron que Mansilla, vicepresidente a cargo de la presidencia de Peticiones y Acuerdos, también podría haber contado con voto doble. Con el apoyo de los legisladores alperovichistas Sara Alperovich y Julio Silman, de los radicales José María Canelada y José Ricardo Ascárate, y de los bussistas Juan Rojas y Paulo Ternavasio, Cobos alcanzó 27 votos y fue elegido el nuevo ombudsman tucumano.

Se abstuvieron de votar los legisladores del Partido por la Justicia Social (PJS) Raúl Pellegrini y Walter Berarducci, además del ausente Raúl Albarracín (aislado por contacto estrecho con caso positivo de Covid) y Federico Masso de Libres del Sur.

 

El vicegobernador tucumano logró partir el bloque del peronismo provincial desobedeciendo al propio gobernador Juan Manzur.

 

Finalmente, Osvaldo Jaldo obtuvo su propósito con la ayuda de la oposición y provocó la inmediata reacción del justicialismo provincial, quién lo acuso de traidor por favorecer a Juntos por el Cambio, algo que también quedó claro a nivel nacional con los pronunciamientos del Presidente Alberto Fernandez y la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en favor del Gobernador de Tucumán.

El vicepresidente primero de la Legislatura, Gerónimo Vargas Aignasse, quien anunció la constitución del bloque Lealtad Peronista con los alfiles aliados a Manzur, dijo: “No podemos estar en un bloque con legisladores que salen a atacar la gestión del gobernador sistemáticamente”. También, la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, salió con munición gruesa: “Se ha puesto en evidencia que un sector del PJ se ha aliado con el macrismo a través de los legisladores Canelada y Ascárate ya que con esos dos votos han podido elegir al nuevo Defensor del Pueblo”.

La alianza de Jaldo con la oposición quedó de manifiesto, luego que desde la conducción del partido centenario respaldaran la postura de los legisladores José María Canelada y Ricardo Ascárate, quienes votaron a favor de la designación de Eduardo Cobos como nuevo Defensor del Pueblo. El interventor del partido, José Argañaraz, aseguró que el voto de los radicales se sustenta en el respeto a las instituciones. Y por otro lado, el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero del Frente Cambiemos acuso al vicegobernador de “entrometerse en los concejos deliberantes para perjudicar a la oposición”. Esta afirmación fue respaldada por su secretario de gobierno, Pablo Macchiarola, que proviene de tradición radical. En una entrevista radial, Macchiarola opinó sobre el voto de los radicales en el recinto y manifestó que no le sorprendió la decisión de Ascárate y lo acusó de ser un nuevo “socio político” del vicegobernador.

De esa manera, Jaldo dejó en total evidencia su quiebre definitivo con el peronismo y su nueva relación y alianza con Juntos por el Cambio.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.